viernes, 29 de mayo de 2009

Marihuana terapeútica 2

Comentado antes lo que yo llamaría “lo que concierne a la vergüenza de la prohibición de la marihuana desde el punto de vista terapéutico” quiero ahora incidir en las razones de la prohibición en general y sobre todo en la denuncia de la postura de gran parte del estamento médico a este respecto.

El colegio de farmacéuticos de Barcelona ha publicado esto en su web: http://www.farmaceuticonline.com/cast/medicament/cannabis_c.html

Es un prospecto del cannabis para uso terapéutico, su lectura creo que sacaría los colores a muchos.

Como creo que un colegio de farmacéuticos no es precisamente un antro de "filoanarquistas drogados y peligrosos", ni una tribu de "fanáticos e irresponsables defensores del cáñamo caiga quien caiga", creo que podremos convenir todos en que su información es objetiva.
A pesar de que el prospecto no es ni mucho menos exhaustivo (para eso hay otros textos, el que quiera peces que se moje el culo…) si lee atentamente el texto lo primero que aprenderá un desavisado es que el cannabis, como casi cualquier sustancia, tiene sus indicaciones y sus contraindicaciones, pero está lejos de ser una droga perniciosa y mega-hiper-super-maligna de la muerte como su prohibición parece indicar, como siempre…
Por supuesto que no le vendrá bien su consumo a todo el mundo, por supuesto que se puede hacer un mal uso y abuso de la sustancia, permítaseme decir que como los chuletones de ternera entreverados de grasa o los cuernos de chocolate, si a un diabético se le ocurre meterse entre pecho y espalda diez o veinte en un día (bueno, los no diabéticos también…) lo más seguro es que se enfrente a alguna dificultad, y no por ello se mete en un índice de sustancias prohibidas a los terneros ni se encarcela a los pasteleros.
Como se puede leer en el prospecto, de manera general y fundamentado en un estudio clínico, lo único que se ha podido concluír hasta el momento es que el cánnabis es perjudicial para gente con:
• Trastornos psicóticos.
• Pacientes con problemas psicológicos.
• Problemas de corazón: arritmias cardíacas, insuficiencia coronaria o pacientes que hayan tenido alguna angina de pecho o infarto.
• Contraindicado en personas que deban utilizar maquinaria o tengan que conducir. En este caso, se recomienda, si se ha consumido cannabis por vía inhalatoria, esperar como mínimo dos horas antes de conducir. Y si se ha tomado por vía oral - inhalación, cápsulas, con la comida...-, esperar al menos cuatro horas.

Es decir, hay que aprender de una santa vez que la sustancia per se no está comprobado clínicamente que cause trastornos importantes si no que, como prácticamente todas, hay gente que por sus condiciones personales no es aconsejable que la use. Recomiendo encarecidamente que el que lea el prospecto incida especialmente en la última frase del apartado de “Riesgo de dependencia” así como en el de “Advertencias especiales”, y además que luego pruebe a leer algo similar respecto a drogas de consumo y producción legal como el tabaco o el alcohol, lo mismo si no está curtido en estas lides se lleva una sorpresa.

Y visto esto ¿Cómo nuestros queridos médicos no denuncian en masa activamente tamaña hipocresía? Ahí tenemos sin ir más lejos al ínclito José Cabrera, prestigiosísimo psiquiatra que usa ahora su gran formación, entre otras cosas, para opinar (y supongo que cobrar y figurar) en ese programa de información pública tan rigurosa y científica como es Cuarto Milenio, y entre corte para la publicidad y corte para la publicidad este individuo (y perdón por lo de individuo que dirían Les Luthiers) se permite el lujo de decir que el prospecto anteriormente citado es mentira, o sea, que el colegio de farmacéuticos de Barcelona está engañando a la gente sobre algo tan sensible importante y legalmente protegido como es su salud. ¿Habrá denunciado en el juzgado el ínclito José Cabrera al colegio por atentar contra la salud pública? Algunos como yo se lo preguntarán, y quizás el señor Cabrera debería dar respuesta a porqué sigue ahí colgado ese prospecto para información pública siendo mentira como él asegura; también deberían dar respuesta todos los médicos que encubren, callan o simplemente están ausentes…

1 comentario:

La Neus dijo...

Interesante y entrañable tu blog, no podía ser de otra forma siendo tuyo. Hasta ahora no había tenido ocasión de echar un vistazo.

Espero que la Reconquista siga bien y tu sueño se vaya normalizando!

Un beso
Nieves